Caudalímetros electromagnéticos

Tecnología de medición del caudal contrastada para todos los líquidos eléctricamente conductivos en todas las industrias

Los caudalímetros electromagnéticos se han utilizado en todas las industrias durante más de 60 años. Estos medidores son aptos para todos los líquidos conductivos, como agua, ácidos, bases y lodos, entre otros. Las aplicaciones más comunes son la monitorización de líquidos, llenado, dosificación y medición precisa en custody transfer. Los dos millones de caudalímetros electromagnéticos que hemos vendido desde 1977 no necesitan mantenimiento y ofrecen una integración de sistema perfecta en sus procesos.

En el entorno industrial, los caudalímetros electromagnéticos se utilizan principalmente en gestión de aguas y en las industrias de procesos, ciencias de la vida y alimentaria. En la construcción de túneles y la minería, los caudalímetros electromagnéticos robustos son a menudo la única opción para la medición de lodos minerales muy abrasivos con sólidos en suspensión, mezclas de agua y arena, materiales de relleno o sólidos granulados con la precisión requerida.

Endress + Hauser fue reconocido con el Premio al Líder Global para caudalímetros electromagnéticos ©Endress+Hauser

Frost & Sullivan reconoce a Endress + Hauser con el premio Global Market Leadership Award por medidores de flujo electromagnéticos.

El Principio de medición del caudal electromagnético

Proline 300/500 - La tecnología de medición de caudal del futuro

Gestión de caudalímetros simplificada

Historia de los caudalímetros electromagnéticos de Endress+Hauser

Principio de medición del caudal electromagnético

La ley de Faraday de inducción establece que una varilla metálica en movimiento a través de un campo magnético induce una tensión eléctrica. Este principio de dinamo también determina la manera en la que los caudalímetros electromagnéticos funcionan.

En cuanto las partículas con carga eléctrica de un fluido cruzan el campo magnético artificial generado por dos bobinas inductoras, se induce una tensión eléctrica. Esta tensión, tomada por dos electrodos de medición, es directamente proporcional a la velocidad del caudal y por lo tanto al caudal volumétrico.

Una corriente continua pulsante con polaridad alternante genera el campo magnético. Esto garantiza un punto cero estable y consigue una medición del caudal que no es sensible a líquidos multifase o heterogéneos, así como baja conductividad.

Ventajas

  • El principio de medición es prácticamente independiente de la presión, densidad, temperatura y viscosidad

  • Se pueden medir incluso fluidos con sólidos en suspensión, p. ej. lodo de mineral o pasta de celulosa

  • Amplio rango de diámetros nominales (DN 2 a 2400; 1/12 a 90")

  • Sección transversal de la tubería libre: posible limpieza CIP/SIP, con "pigs"

  • Ausencia de piezas móviles, sin mantenimiento

Descargas

Seleccione su mercado / región